viernes, 30 de enero de 2004

Admirar, amar y cuidar la naturaleza

Recuerda que eres una pequeña parte de la Creación, ponte en sintonía y armonía con ella. Agradece a Dios tantos regalos que te da.



¿Recuerdas los maravillosos paisajes del Camino, a veces tan distintos, pero todos aportando una experiencia complementaria a nuestro camino interior? Al regresar a casa no te olvides de esto. Debemos aceptar la naturaleza tal y como es y como nos viene dada. Debemos admirarla en lo pequeño y en lo grande. Debemos aprender a vivir en armonía con algo que nos supera, pero que disfrutamos con gozo en la seguridad de la fe en que Dios lo ha puesto ante nosotros para amarlo y cuidarlo. Cuando te des un paseo por el campo, recuerda que eres una pequeña parte de la Creación, ponte en sintonía y armonía con ella, como cuando estabas en el Camino. Agradece a Dios tantos regalos que te da. Si quieres hacer algo más, llévate una bolsa y recoge la basura que encuentres en tu paseo hasta que se llene la bolsa. Luego, tírala en un contenedor. Haz hecho algo aunque parezca poco. Pero has contribuido en mejorar el ambiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada