viernes, 30 de enero de 2004

Cada cosa tiene su momento

La vida, como el Camino, está entretejida de momentos de esfuerzo y de descanso; hay días de sol y de lluvia, momentos para charlar, para escuchar, y momentos en lo que se prefiere estar solo.



La vida, como el Camino, está entretejida de momentos de esfuerzo y de descanso; hay veces que todo se pone cuesta arriba y vivimos sin respiro; otras veces parece que todo es monótono como el páramo; hay días de sol y de lluvia, momentos para charlar, para escuchar, y momentos en lo que se prefiere estar solo. En ocasiones gustaría quedarse en un sitio más tiempo, y no se puede porque la vida empuja a seguir adelante. ¡Cuánto se parecen el Camino y la vida!

No hay comentarios:

Publicar un comentario