jueves, 12 de febrero de 2004

¿Dónde termina?

Sin duda alguna, en la cripta de la catedral de Santiago. Este y no otro debe ser el final de nuestra peregrinación. Todo camino que lleve a Compostela debe ser considerado camino de Santiago. Pero también puedes terminar en otro lugar este año y plantearte seguir desde allí el año próximo. Es cierto que terminar en Santiago tiene mucho interés, sobre todo este año que es Año Santo, pero si dispones de poco tiempo y haces sólo el tramo final en Galicia corres el riesgo de no conocer en realidad qué es el Camino de Santiago debido a la masificación que se produce en el final del Camino.

Decide tú mismo, en el peor de los casos puedes terminar de caminar en cualquier lugar y acercarte por otros medios a Santiago. En realidad el Camino termina en tu casa, cuando vuelves a tu vida cotidiana. Aunque los más "enganchados", dicen que una vez que lo has realizado, el camino no termina nunca, que de un modo y otro uno sigue siendo siempre peregrino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario