jueves, 12 de febrero de 2004

Lo de Correos es un invento

No amigo, no lo es, porque no dejamos de llevar cosas inútiles en nuestra mochila, por si acaso. No tenemos confianza ni en Dios ni en los demás. Hay mochilas que son verdaderos almacenes, tienen de todo. Procura que la tuya no sea así, que no pese más de un diez por ciento de tu cuerpo, y si puede ser menos mejor.

Si quieres sigue mi consejo, llena tu mochila con todo lo que tengas pensado llevar y sal a caminar una tarde con ella. Al llegar a casa, vacía su contenido y quita todo aquello que te haya pesado demasiado. Si esto lo repites un par de veces, seguro que tus hombros y tu espalda te lo agradecerán. Además ¿te crees que en los pueblos y ciudades por los que pasa el camino no hay tiendas?

No hay comentarios:

Publicar un comentario