lunes, 16 de febrero de 2004

San Juan de Ortega

"El Espíritu Santo vendrá sobre ti, María, y la fuerza del Altísimo te cubrirá con su sombra". San Juan de Ortega: hito célebre en el Camino por el espectacular rayo de luz que, dos veces al año, ilumina el capitel de la Encarnación de Nuestro Señor. Ese rayo simboliza el Espíritu, la luz divina que nos hace accesible la dimensión sagrada de todo lo creado. Nos manifiesta nuestra propia condición de hijos de Dios si lo acogemos, tal como hizo María con su sí. Tu peregrinación no puede quedar reducida a una sucesión de kilómetros. Sólo la fuerza del Espíritu te hará comprender su misterio, que los sentidos no captan. Necesitas de la luz del Espíritu Santo: esa luz te hará contemplar la realidad última de tu Camino, del mismo modo que la luz del sol te permite ver tanta belleza como te rodea.

Entra al atardecer en el templo románico de San Juan de Ortega y contempla el capitel de la Anunciación. Dirige a Dios, tu Padre, esta oración:

Señor, tú que has querido que la Palabra se encarnase en el seno de la Virgen María, concédenos, en tu bondad, que cuantos confesamos en nuestro Redentor como Dios y como hombre verdadero, lleguemos a hacernos semejantes a él en su naturaleza divina. Te lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario