lunes, 22 de marzo de 2004

Dificultades

Al peregrino se le presenta algunas dificultades y problemas que dificultan ese encuentro con Dios. En algunas ocasiones, el hecho de que se encuentre con iglesias cerradas, le incite a rebelarse contra aquello que tenga una connotación religiosa, aunque suene paradójico. Es de gran importancia, que las iglesias estén abiertas el más tiempo posible, organizando horarios de vigilancia con las gentes de los pueblos, cuando sea necesario.

Luego, está el hecho de que muchos no saben orar y es cuando nosotros, con nuestro testimonio, y con la ayuda de material disponible, podemos introducirles en la oración. Después de cinco años de experiencia de oración con los peregrinos, me he dado cuenta que ellos notan que no es tan difícil orar y que, por el contrario, la oración les remueve internamente cosas que tenían adormecidas o que nunca habían despertado.

La gran mayoría nos dan las gracias por permitirles tener ese momento tan especial y nos manifiestan que les gustaría tener más sitios en el Camino donde poder compartir con otros una oración. ¿Cuál peregrino no recuerda con emoción la bendición de los peregrinos en Roncesvalles y de Jaca, o la oración de Grañón, mencionando a los peregrinos por su nombre hasta que llegan a Santiago, o Las Completas de las Benedictinas de León o Las Vísperas con canto gregoriano de los Benedictinos de Rabanal del Camino o los monjes de Leyre?

Son momentos que dejan huella en muchas personas que van a Santiago sin ningún tipo de motivación religiosa. Muchos dicen que encuentran en la oración del albergue las energías necesarias para seguir el camino porque descubren a un Jesús peregrino que camina siempre a su lado, a un apóstol Santiago que anima desde el destino a seguir caminando o a una Virgen María, Señora del Camino, que protege y auxilia con su intercesión.

Necesitamos más hospitaleros o monitores de oración que ofrezcan en los albergues o las iglesias estos pequeños momentos que tanto necesita el peregrino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada