lunes, 16 de febrero de 2004

Eunate

Entrar en el recinto de un templo no es asunto baladí pues el templo "es el espacio sagrado en el que la comunicación entre el hombre y lo Alto se hace más fluida e intensa". Un templo es una especie de fuente inagotable de fuerza y sacralidad que permite al hombre, sólo con que penetre en él, participar de esa fuerza y comulgar en esa sacralidad.

Cuando divises el edificio de la iglesia de Eunate, te detienes para contemplarlo y dejarte impresionar. Te acercas a él despacio. Antes de entrar en la arcada que lo rodea te descabalgas la mochila y te descalzas. Deja resonar en tu interior las palabras que Dios dirigió a Moisés: "¡Moisés, Moisés! No te acerques aquí; quita las sandalias de tus pies porque el lugar en que estás es tierra sagrada. Yo soy el Dios de tus padres. Moisés se cubrió el rostro porque temía ver a Dios". Repite estas palabras en tu interior y mientras, lentamente, accedes al claustro y circunvalas el octógono tres veces en nombre de cada una de las personas de la Santísima Trinidad. Te detienes en la puerta norte y pides a las esfinges de los capiteles que encubran tu indignidad y permitan tu acceso al lugar sagrado. Cuando obtengas su permiso, traspasas el umbral: has penetrado al espacio donde Dios se manifiesta. Colócate en el centro bajo la cúpula mirando al ábside. Deja que la luz que entra por los lucernarios y ventanas vaya alumbrándose en ti. Escucha: "Yo soy el Dios de tus padres". Contempla la imagen de nuestra Señora. Deja que el espacio entre en ti, te hable, te comunique su secreto. Pídelo. Con mucha humildad, pero pídelo. Abre tu más íntima interioridad a la Presencia.

Aunque Eunate es un lugar especial, cuya percepción se facilita por su soledad, este rito lo puedes realizar para entrar en cualquier templo. La tradición católica expresa la preparación para entrar en un templo con el rito de tomar agua bendita y hacer la señal de la cruz sobre el cuerpo. De esta forma purificado, el fiel puede acceder al lugar sagrado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada