viernes, 18 de mayo de 2012

¿Cuándo salgo?

Cualquier época del año es buena y todas tienen sus alicientes. La mejor para caminar, con la mayoría de los albergues abiertos y un estado de las vías óptimo, es en primavera y otoño. En verano el calor es intenso y podemos encontrar los albergues llenos, especialmente en el Camino Francés y en Galicia. El invierno exige una mayor protección contra el frío, tanto en la ropa como en el tipo de saco de dormir; además, las horas de sol son escasas y muchos albergues  están cerrados, y no todos los abiertos disponen de calefacción. Pero es ideal para quien busque silencio e interioridad.

Si no tienes otro remedio, puede hacer el trayecto en varias fases, aprovechando fines de semana o minivacaciones. Pero eso si no tienes otro remedio, porque no tiene absolutamente nada que ver con hacer la peregrinación entera de una sola vez. Es preferible empezar la peregrinación más cerca de Santiago.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada