viernes, 18 de mayo de 2012

¿Qué documentación necesito? La Credencial. La Compostela.


El DNI, la Tarjeta Sanitaria y la credencial del peregrino.

Lleva algo de dinero en efectivo, no demasiado, y una tarjeta de crédito para las compras.


La Credencial
La primitiva identificación del peregrino era una carta (“cartas dimisionarias”) del obispo o párroco de su lugar de origen. Y la iban iba sellando los párrocos de las localidades que atravesaba para demostrar que seguía un itinerario hacia Compostela. Como dijimos en el Capítulo anterior (Cuestiones Preliminares, punto 9: La crisis de la peregrinación) a partir de determinado momento las autoridades españolas empezaron a exigirla, para evitar que el Camino se llenase de pícaros y transeúntes sin rumbo fijo.
Hoy ya no tiene ese uso, hay medios mejores de identificación de la persona. Pero la Credencial o Pasaporte del Peregrino, basada en las antiguas dimisionarias, acredita su condición.

Es requerida en Santiago, en la Oficina del Peregrino, para expedir la Compostela, la certificación de haber realizado la peregrinación por motivos religiosos, a pie, a caballo o en bicicleta. En la credencial vamos recogiendo los sellos de las diferentes parroquias que atravesamos o donde pernoctamos cada día. Con un sello diario basta, salvo que se hagan solamente cien kilómetros, en cuyo caso se requieren dos sellos cada día. Además de las parroquias pueden sellar la Credencial los albergues donde se pernocta y otras instituciones religiosas: catedrales, cofradías, albergues de Iglesia, colegios, etc. Y si no, valen los sellos de los ayuntamientos, hostales, Asociaciones de Amigos del Camino u otras entidades públicas o privadas.

Durante el Camino, la Credencial acredita el carácter de peregrino, fundamentalmente a la hora de pernoctar en un albergue no de pago. La mayoría lo requieren, pero esa acreditación no da derecho absoluto a alojarse: si el albergue está lleno, está lleno.

La Credencial es un impreso del Arzobispado de Compostela, donde consta la identidad del peregrino, y con un espacio para recoger los sellos de cada etapa. Además de en Santiago, puede obtenerse en casi todos los Obispados y en muchas parroquias de España, Asociaciones de Amigos del Camino, albergues, cofradías; también la encontrarás en el punto donde vas a comenzar tu peregrinación. Consulta el lugar donde recoger la credencial en España en este enlace:

http://peregrinossantiago.es/esp/servicios-al-peregrino/el-camino-en-mapas/recogida-de-credenciales-espana/

O bien, para el resto del mundo, en este otro:

http://peregrinossantiago.es/esp/servicios-al-peregrino/el-camino-en-mapas/recogida-de-credenciales-resto/

Hay otras credenciales expedidas por diferentes asociaciones, ayuntamientos, incluso bares. Pueden servir para ser recibidos en los albergues, pero no para obtener la Compostela.


La Compostela

Es un certificado de haber realizado la peregrinación religiosa, emitido por la Catedral de Santiago. Por tanto, no es un documento acreditativo de nuestro esfuerzo deportivo ni de en qué hemos gastado las vacaciones. Quien no hace el Camino por motivo religioso no debe pedir (ni se le concede) la Compostela, sino otro certificado diferente.

La Compostela se obtiene en la Oficina del Peregrino de Santiago, mostrando la credencial con sus sellos en regla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada