viernes, 18 de mayo de 2012

¿Qué hago al llegar a Santiago?

Al llegar a Santiago, hay algunas cosas obligadas. La principal, llegar hasta la Catedral: ese es el objeto de la peregrinación; en otra sección de esta web te describimos qué hacer en ese templo. Y también acudir a la Oficina del Peregrino, presentar tu credencial y obtener la Compostela; allí mismo te proporcionarán cualquier información que precises.

Hay también cosas convenientes, como encontrar un momento para compartir tu gozo con los compañeros de Camino, que ya convertiste en amigos.

Pero lo importante es no perderse, no dispersarse. Toda la peregrinación puede coronarse ahora si estás atento, o puede descabezarse si te distraes con las muchas atracciones ofrecidas a los turistas. Santiago es una gran ciudad, con su vida, sus prisas, sus alicientes. No dejes que te aparten del objetivo de tu peregrinación.

Saborea la estancia en Santiago en soledad, para ti, para tus emociones y tus pensamientos. Disfruta la ciudad. Disfruta la experiencia. Reflexiona: en la ciudad tienes muchos lugares donde sentarte y pensar, también en la propia Catedral y en otras muchas iglesias que están abiertas casi todo el día. Comparte tus sentimientos: las Vigilias de Oración de la Catedral te ayudarán. Da gracias por todo lo vivido, y por lo que ahora empieza.


No hay comentarios:

Publicar un comentario